“Naciones-Startups” ¿solución para los dolores de América Latina?

Medellín, en Colombia, es considerada una de las ciudades más innovadoras de América Latina y ejemplo mundial. Foto: Divulgación

Durante el VivaTech, uno de los principales eventos de innovación del mundo, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, sorprendió y afirmó que pretende transformar Francia en la “Nación-Startup”. Inversiones estimadas en 10 mil millones en innovación, flexibilidad en los impuestos, cambio en la legislación con el propósito de fortalecer el ecosistema, empoderar las startups y levantar la bandera de la innovación como norteador del país.

La receta perfecta para un país se convierte en una “startup nation” – expresión usada para designar a las naciones que se convirtieron en “graneros” de startups – es casi una receta de pastel.

Un gobierno que ofrezca una política reguladora con muy poca burocracia, organizaciones que hagan la costura entre la iniciativa privada y el mundo académico y emprendedores con buenas ideas. Y, preferentemente, un ambiente con tolerancia al fracaso. Y en este caso, la estructura de negocios creada en el Reino Unido e Israel puede ser un buen ejemplo para mejorar el ambiente emprendedor en América Latina.

El gobierno británico incentiva la realización de negocios, permitiendo que una empresa sea abierta en 24h. Las leyes laborales son bastante flexibles y el país posee una infraestructura de organizaciones, transporte y comunicaciones que ayudaron a colocar a la nación en el top del ranking de mejores países para hacer negocios en Europa. Y, incluso con Brexit, el 40% de las grandes empresas tienen su sede europea por allí.

Pero, ¿quién conoce los principales ecosistemas de la tecnología y la innovación en el mundo por lo general hacer algunas comparaciones entre las características de Santa Catarina, en Brasil, con regiones como Israel y, más recientemente, Portugal. Los tres lugares tienen una población no muy dispares (entre 7 y 10 millones de habitantes), así como una dimensión territorial cercana. A pesar de estar en etapas muy diferentes de desarrollo, son regiones de reconocido potencial de innovación.

Pero Israel es, prácticamente, otro planeta. La necesidad de desarrollar tecnologías para la defensa del territorio, el sentido de comunidad fortalecido por cuestiones religiosas y la tradición de inversión en educación transformaron el estado hebreo en la “Nación de las Startups” – proporcionalmente, tiene la mayor concentración de negocios de tecnología en todo el mundo mundo.

Esa promesa del presidente francés, refuerza nuestro artículo publicado en nuestro sitio web “Startups para repensar a America Latina”  donde las startups pueden colaborar directamente con soluciones para problemas escalables y repetibles dentro y fuera de las fronteras.

¿Sería la solución de América Latina “Naciones-Startups” con “Ciudades-Creativas” para solucionar nuestros dolores en las áreas de educación, salud, seguridad, movilidad urbana, habitación, infraestrutura, lazer, turismo…e internacionalizar las empresas latinoamericanas?

DEIXE UMA RESPOSTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.